¡Fajas Para Todas!

No importa cuál sea tu peso, no importa si buscas reducir medidas o simplemente lucir mejor en un vestido especial. Todas podemos usar fajas, porque hay una para cada necesidad y una distinta para cada look.

Seguramente si pensamos en fajas viene a nuestra mente la imagen de una prenda postquirúrgica o de una prenda de control muy fuerte, diseñada solo para algunas mujeres con necesidades de perder peso. Y está bien pensar así, porque existen excelentes fajas con estos objetivos, pero definitivamente no son las únicas.

Cada una de nosotras es un mundo, nuestros días están cargados de actividades diferentes. Somos estudiantes, emprendedoras, mamás y hasta deportistas. Por esto ahora existe una gran variedad de diseños de fajas que se adaptan a todas nuestras necesidades de control. Aquí queremos mostrarte tres maneras distintas de usar fajas, seguro que todas ellas van a hacer tu vida mucho más fácil.

 

Imagenes_Blog_18_07_16_1

 

  1. Para usar un vestido ajustado:

Seguro que esto nos importa a todas, ¿quién no quisiera un abdomen plano? Las fajas de control suave como éstas, son perfectas para el día en que quieres usar una falda de tubo o un vestido ajustado, porque están elaboradas en materiales livianos y sin costuras, que controlan suavemente esa parte que necesitas sin dejar marcas, ni hacerte sentir apretada.

 

Imagenes_Blog_18_07_16_2

 

  1. Para definir y moldear las piernas:

Si buscas lucir más estilizada y controlar los rollitos de la cadera, existen fajas como estas, perfectas para las piernas; elaboradas en materiales tan suaves que no sabrás que las llevas puestas o leggings de control con faja interna, que aplanan el abdomen y moldean las piernas, para que los uses con tus looks favoritos.

 

Imagenes_Blog_18_07_16_4

 

  1. Para corregir la postura:

Si te duele la espalda, pasas muchas horas en una misma posición o entrenas fuerte, un corrector de postura puede hacer la diferencia para que tus días sean más cómodos. Las fajas como esta son ideales para mantenerte erguida sin que nadie te lo recuerde, están diseñadas con un refuerzo en forma de X en la espalda que ayudan a corregir tu postura con comodidad, mientras controlan tu abdomen para que te veas y sientas más delgada.

 

Imagenes_Blog_18_07_16_3

 

Estos son solo algunos ejemplos de los usos que le podemos dar a una faja, aunque existen muchos más. Seguro que si las pruebas tendrás una nueva prenda favorita en tu clóset.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.