¿Conoces todos los tipos de pecho? Descúbrelos para adaptar tu lencería

Elegir adecuadamente la lencería es fundamental para lograr la mayor comodidad posible en tu día a día. Pero, para ello, es necesario conocer qué tipo de pecho tienes y qué lencería se adapta mejor a tu busto. En este artículo, analizamos qué tipos de pecho femenino existen, cómo identificar el tuyo y cómo puedes adaptar la ropa interior según la forma de tu pecho.

¿Por qué existen diferentes tipos de senos femeninos?

La anatomía femenina es tremendamente variada, y podríamos decir que existen tantos tipos de pecho como de mujeres. Tendemos a simplificar hablando de pecho grande o pequeño, pero lo cierto es que las características de los senos femeninos van mucho más allá.

Hay diferentes tipos de formas, tamaños, colores, etc. Cada uno genera unas necesidades diferentes, lo que pone de manifiesto la necesidad de conocerte a ti misma para saber qué lencería debes comprar.

¿De qué dependen las formas de pecho?

A lo largo de la vida, la forma del pecho puede cambiar por diferentes circunstancias de diversa índole. Estas son algunas de las principales causas que pueden provocar cambios en la forma de los pechos:

  • Enfermedades y patologías: si detectas un cambio significativo de forma en alguno de tus senos, puede ser una alerta muy indicativa de enfermedades. La más notoria suele ser el cáncer de mama, pero no es la única patología que puede provocar un cambio en la morfología de las glándulas mamarias.
  • Cambios de peso: las subidas y bajadas bruscas de peso también influyen en la forma de tu pecho.
  • Circunstancias que produzcan cambios hormonales: hablamos de embarazos, tratamientos médicos, menopausia, etc. Cualquier circunstancia que suponga una modificación hormonal puede hacer que tu pecho cambie de forma, puntualmente o de manera permanente.
  • Edad: el tamaño y la forma del pecho de una mujer va cambiando a lo largo de toda su vida. La época de plenitud de los pechos femeninos suele coincidir con la época de mayor fertilidad y capacidad de reproducción. Por tanto, es lógico que, conforme las mujeres cumplen más edad, la forma del pecho vaya cambiando, generalmente tendiendo a reducirse.

¡Adapta la lencería a tu tipo de pecho!

De la misma forma que adaptas la talla de tu ropa a la forma de tu cuerpo, es imprescindible elegir adecuadamente el sujetador idóneo según la forma de tu pecho. Las consecuencias de no llevar el sujetador correcto pueden provocar efectos a largo plazo que afecten a tu salud, como dolor de espalda, dolor en el propio pecho o problemas dermatológicos por una falta de sujeción.

Para ello, es importante saber qué aspectos hay que tener en cuenta. No solo debes saber cuál es la talla adecuada según el tipo de pecho que tengas, sino que también debes escoger bien la copa.

¿Qué diferencias hay entre talla y copa?

Hay estudios que revelan que entre 7 y 8 de cada 10 mujeres no eligen adecuadamente la talla de sujetador que necesitan. Y, en muchos casos, se debe a no saber la diferencia entre talla y copa.

La talla hace referencia al contorno de tu cuerpo, y se mide por debajo del pecho, puesto que indica el tamaño del cierre del sujetador. Para medirla, utilizamos el estándar europeo numérico, que suele englobar las tallas 70, 75, 80, 85, 90, 95, 100, etc.

En cambio, la copa corresponde a la capacidad y al volumen para albergar la mama. En este caso, la forma correcta de medirla es calculando el tamaño justo por la parte más abultada del pecho, que generalmente suele coincidir con la altura de los pezones. En cuanto a la diferenciación de las copas, se dividen en 7 tamaños (A, B, C, D, E, F, G).

Tipos de pecho

Ahora que ya sabes cómo puedes escoger la lencería idónea, es importante saber qué tipos de pecho existen para que te resulte más fácil identificar el tuyo. Por si no lo sabías, a cada tipo de pecho le sienta mejor una forma de sujetador diferente, de ahí la importancia de conocer cómo son tus senos. Los más comunes son los siguientes:

Pecho asimétrico

Partimos de la base de que ningún pecho es idéntico. No obstante, denominamos pecho asimétrico a aquel que presenta una diferencia más notable, ya sea en la forma, en la areola o en la colocación del mismo.

Pechos tubulares

En algunas ocasiones, también se conocen como mamas tuberosas. Este tipo de pechos presentan una forma cónica, con una base redonda que acaba en forma de punta. Además, generalmente hay una mayor separación entre ambos senos cuando tienen esta forma.

Pechos caídos

Comúnmente, nos referimos como “pechos caídos” a los senos que han perdido turgencia y firmeza y tienden a estar más bajos, bien por causas hormonales como un embarazo, por la edad o incluso por el propio peso de los mismos.

Pechos campana

La forma característica de este tipo de pechos, que también se conocen como pera o de lágrima, es una de las más frecuentes en las mujeres. La base del pecho es más abultada, mientras que la parte superior es más estrecha.

Pechos redondos

Como su propio nombre indica, la forma de este tipo de pechos es más homogénea y redondeada. Por lo general, el pezón se sitúa justo en el centro, lo que hace que se perciban como los pechos más estéticos por muchas personas.

Tipos de pezones

De la misma forma que hay distintos tipos de pecho, también existen diversas formas y características de pezones. Y, aunque a priori no lo parezca, estas variaciones también afectan a la elección del sujetador. Principalmente, por una cuestión de comodidad. Los pezones son una de las partes del cuerpo con mayor sensibilidad, algo que afecta a la sensación de confort.

Para que te hagas una idea, un mismo sujetador puede resultar más incómodo para alguien que tenga unos pezones protuberantes, que sobresalgan mucho de la areola, que para quien tenga pezones más planos y apenas lo note.

¿Qué tipo de pecho es el más habitual en España?

Definir un patrón general en un aspecto tan cambiante como el tipo y la forma del pecho es complejo. Sin embargo, sí hay algunos datos que nos pueden dar una idea general sobre cuál es el tipo de pecho más habitual en nuestro país.

Así, el tamaño de copa más habitual en España es la B, un tamaño que corresponde, aproximadamente, a 14-16 centímetros. Recuerda que la medida de la copa se toma midiendo el contorno hasta la parte más abultada del pecho. Asimismo, las tallas más vendidas en España en lo que respecta al contorno son la 90 y la 95.

Con respecto al tipo de pecho, es más difícil averiguar cuál predomina en nuestro país, aunque es probable que uno de los más habituales sea el pecho campana.

Cómo adaptar tu lencería al tipo de busto que tengas

Ahora que ya sabes cómo diferenciar los tipos de senos femeninos y cuál es la forma correcta de medirlos, debes saber cómo puedes adaptar la lencería al tipo de pecho que tengas. A continuación, exponemos algunos casos de todas las posibilidades que hay:

  • Sujetadores de embarazo, lactancia y maternidad: uno de los momentos en los que más cambios de forma y tamaño experimenta el pecho es durante el periodo de gestación y lactancia. Por ello, es conveniente escoger un sujetador específico que se adapte a cada momento. En este caso, suelen ser tipo top.
  • Sujetadores post-operatorios: tienen una forma más recogida que facilita la corrección de postura e impide que se produzcan grandes movimientos de las mamas.
  • Sujetadores para pechos asimétricos: una asimetría excesiva en los pechos puede provocar inseguridades relevantes en las mujeres. Una forma de solucionarlo es recurriendo a sujetadores con relleno removible, de manera que puedan igualar la forma y corregir las asimetrías que tienen naturalmente.

Cada mujer es diferente, pero todas ellas pueden encontrar el sujetador perfecto si saben cómo. En Leonisa podemos asesorarte y ayudarte a encontrar el sujetador perfecto para tu tipo de pecho con el que te sientas guapa, cómoda y segura.

tipos de pecho

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.